viernes, marzo 02, 2007

Azul, amarillo y rojo

Surcando los cielos, con su orgullosa “S” en el pecho. Más rápido que una bala, más potente que una locomotora. Puede cambiar el curso de los ríos. Invulnerable. Impenetrable. Invencible. Jamás se rinde.
Sólo tiene una debilidad: ¡la terrible kriptonita! (quizás últimamente ha habido demasiada kriptonita...)

Pero hoy, aquí, ahora, se siente un super-hombre. ES un super-hombre.

¡Mirad, en el cielo…! ¿Es un pájaro? ¿Es un avión?

No, es…

10 comentarios:

Tere dijo...

JAJAJAJAJA....q riquiñooooooooo!!!!

Noelia dijo...

Super héroe o más vamos q duda hay!!!Super "S"...yo más bien diría El Increíble Hulk ;)
Acabo de ver El Último Rey de Escocia, espero el post para comentar... y sino en persona q mola más. Un adelanto... grande donde los haya el Forest y con planos y montajes escelentes :)
Gracias Jeiri,ya sabes pq!!!

Laura dijo...

Jero!!!!!!!!! jajajajaa eres total!!! mi superheroe!!!!!!!!!!! ;P Los dos sabemos hasta dd llegan esos poderes.. ais ais, mi Clark!!!

David dijo...

¡Qué chiqutín y gracioso!
A mí me regalaron, pero ya "de mayor"... con siete u ocho años.
Saludito.

Jero dijo...

Yo debía tener ahí unos 5 años. Ese disfraz tiene una buena historia detrás: lo llevé durante semanas al colegio por debajo del mandilón de preescolar (me empeciné en llevarlo a diario y mi madre lo lavaba de noche para que pudiera volver a ponérmelo al día siguiente). Incluso me vestía el mandilón al revés, con los botones por delante, para poder hacer el gesto de abrirme la camisa a la altura del pecho y que se viese la gran S bajo la ropa... Pero las profesoras tuvieron que pedirle a mi madre que no me lo pusiese más, porque después de un tiempo todos los demás niños venían a clase con disfraces de super-héroes bajo la ropa y aquello parecía "Crisis en Tierras Infinitas", jajaja...

Un saludo, David.

David dijo...

Ja,ja,ja... Qué bueno!

Laura :) dijo...

XDD Siempre me gustó esa historia ;P Menos mal que no te dio por intentar volar...

Jero dijo...

Creo que el intento más serio de echar a volar fue un salto desde una banqueta. Mis padres me tenían muy restringido el uso de mis superpoderes, jajaja...

La Manzana de Eva dijo...

Sí! yo también adoro esta historia!!! eres entrañable!! Eva

Jero dijo...

"Entrañable" es una de las palabras que mejor me definen, jajaja. ¡Besos, pekecha!